Petroquímica

Tratamiento de efluentes complejos y reutilización de agua en la industria petroquímica

En la producción y extracción de productos petroquímicos se generan aguas residuales que contienen sustancias muy complejas. Dentro de los objetivos de tratamiento de las aguas residuales es además de la recuperación de sustancias valorizables la reutilización del agua, incluso consiguiendo un vertido cero (“Zero Liquid Discharge”).

Esta tarea no es trivial y en muchos casos no se puede solucionar con tecnologías convencionales:

  • El “agua producida” presenta, entre otras cosas, un alto contenido en sólidos disueltos totales (“TDS”) y metales pesados
  • Las moléculas de cadena larga provocan un ratio DBO/DQO poco favorable y son por tanto difíciles de biodegradar
  • Las sustancias tóxicas, por ejemplo los fenoles, cianuros o aldehídos, son dañinas para  los microorganismos responsables de la eliminación biológica de los contaminantes
  • Los picos de DQO y los “choques de aceite” sobrecargan las EDAR biológicas convencionales, haciendo que incumplan los límites de vertido

No hay duda que el tratamiento biológico es el método más económico y sostenible para las aguas residuales con contaminación orgánica (DQO). Al combinarlo de manera inteligente con otros procesos, por ejemplo las tecnologías de membranas, es posible realizar tratamientos a medida para la aplicación correspondiente, cumpliendo así con altas exigencias de depuración.

WEHRLE lo ha demostrado en numerosas aplicaciones y casos de éxito, por ejemplo en refinerías, producción de gas y MTBE, valorización de aceites usados, separación de emulsiones, producción de polímeros, etc. Los procesos de alto rendimiento desarrollados para estas aguas residuales complejas se caracterizan por su fiabilidad, su facilidad de uso y una extraordinaria alta rentabilidad.