BIOMOX® – Desamonificación

Los procesos de desamonificación mediante el uso de bacterias tipo anammox permiten un tratamiento con un alto ahorro energético y muy reducidos costes de operación debido a la ruta metabólica que emplean las bacterias anammox, en la que se necesita un menor aporte de aire y no se requiere fuente externa de carbono para desamonificar. Estos procesos están particularmente indicados para aguas con alta carga en nitrógeno y reducida carga orgánica, como es el caso de tratamiento de aguas procedentes de los lodos en exceso de depuradoras urbanas (EDAR).

Los digestores anaerobios se utilizan para el tratamiento de los lodos en exceso de EDAR permitiendo su valorización mediante la producción de biogás. Después del tratamiento en el digestor, los lodos son deshidratados. Al recircular el clarificado de la deshidratación de lodos a cabeza de la EDAR, se aumenta la carga de nitrógeno hasta en un 25 % y, por lo tanto, los costes del tratamiento del agua residual de la EDAR.

Al insertar una etapa de desamonificación BIOMOX®, el agua procedente de la deshidratación de los lodos se puede tratar separadamente antes de su retorno a cabeza de EDAR, permitiendo ahorros muy importantes, ya que el proceso BIOMOX® requiere un 60 % menos de energía que los procesos convencionales. Además, las bacterias anammox no necesitan ninguna fuente de carbono para la desamonificación, lo que elimina de adición de fuentes externas de carbono, con el consiguiente ahorro operativo. En estos procesos la carga amoniacal se elimina de una manera adecuada y rentable y reduciendo la sobrecarga en amonio de la EDAR.

WEHRLE ofrece dos procesos de desamonificación:

  Proceso Concentración de N % Eliminación de N
1 Discontinuo / “SBR” < 1.000 mg/l > 80 %
2 Continuo / “CFR” > 1.000 mg/l > 90 %