Ultrafiltración “dead-end”

Ultrafiltración “dead-end”

La ultrafiltración “dead-end” permite eliminar los sólidos finos y partículas en suspensión del agua residual. Es un proceso muy eficiente, que requiere poco espacio de implantación y con un precio económico. Esas características hacen a la ultrafiltración “dead-end” el pretratamiento ideal previo a una nanofiltración u ósmosis inversa, ya que permite mejorar la operación de las mismas y se evita el bloqueo de los módulos.

La ultrafiltración como parte de un Biorreactor de membrana (MBR)
La filtración del lodo biológico mediante membranas de ultrafiltración es parte integral de un sistema MBR. Para sus instalaciones, WEHRLE utiliza habitualmente módulos de ultrafiltración con membranas tubulares. Las plantas de ultrafiltración se fabrican en equipos modulares (“skids”) o pre-montadas en contenedores, listas para su uso.

Según el tipo de aplicación y las características de los efluentes se usan los siguientes procesos de ultrafiltración desarrollados por WEHRLE:

Ultrafiltration “cross-flow“ (BIOMEMBRAT®)
El proceso patentado BIOMEMBRAT® es la solución ideal para el tratamiento de aguas residuales de alta carga que requieren una filtración por membrana robusta, como por ejemplo en las industrias química y petroquímica, en el tratamiento de lixiviados, para las aguas residuales de la eliminación de aceites usados y residuos tóxicos así como aguas de lavado de camiones cisterna.

Ultrafiltración “low-energy“ (BIOMEMBRAT®-LE)
En comparación con el proceso “cross-flow”, la tecnología BIOMEMBRAT®-LE desarrollada por WEHRLE permite reducir el consumo energético de la filtración hasta un 80 %. Gracias a un sofisticado control de proceso y el uso de membranas con retro-lavado, el flujo de permeado se mantiene alto de forma constante. El proceso BIOMEMBRAT®-LE se usa sobre todo para aplicaciones con aguas residuales biodegradables, como por ejemplo en la industria de alimentación y bebidas o las industrias láctea y farmacéutica.

Criterio

BIOMEMBRAT®

“cross-flow”

BIOMEMBRAT®-LE

“low-energy”

Membranas convencionales (sumergidas)

Consumo energético

medio

bajo

bajo

Energía dinámica *)

opcional

Adaptación flexible al caudal

ninguna

Consumo de productos químicos

bajo

medio

alto

Durabilidad de las membranas

alta

media

media

Flexibilidad de cambio alta ninguna ninguna

Personal

muy poco

poco

mucho

Proceso de lavado

muy simple

simple

complejo

Solidez

muy alta

alta

baja (desgaste químico y mecánico)

Flujo (l/h/m²)

muy alta

alta

muy baja

Rendimiento dinámico

medio

medio a alto

ninguno

Superficie necesaria para construir

pequeña

media

grande

Costes de inversión

medio

alto

alto

*) ahorro de energía en caso de poca carga

A partir de esos dos procesos, el proceso “cross-flow” y el proceso “low-energy”, WEHRLE ofrece soluciones a medida para sus necesidades. El concepto incluye un consumo dinámico de energía, que le permite a la planta reducir su gasto energético en caso de operación a menor capacidad de la nominal. Nuestra experiencia en la realización de más de 200 plantas de MBR nos permite desarrollar soluciones que combinan las ventajas de los dos procesos: obtener un alto flujo de permeado ahorrando energía y sin instalaciones de retro-lavado complejas.

Sus ventajas:

  • Reducido espacio de implantación.
  • Fácilmente ampliables o actualizables. Alta flexibilidad y sostenibilidad.
  • Energía dinámica: su sofisticado control de proceso permite reducir el consumo energético en caso de operación por debajo del nominal de planta.
  • Conversión sencilla de biologías convencionales a MBR