Industria alimentaria

Conceptos eficientes para el abastecimiento y gestión de AGUA

Los efluentes procedentes de la industria alimentaria son generalmente biodegradables. No obstante las exigencias de calidad de vertido han aumentado en los últimos años, de manera que muchas veces no pueden ser cumplidas por tecnologías convencionales de lodos activados, SBR o reactores de tecnología de lecho fluidizado (“MBBR”).

WEHRLE ofrece una amplia gama de soluciones, con grandes ventajas competitivas particularmente en lo que se refiere a necesidad de espacio requerido, calidad de vertido, estabilidad de proceso, incluso en caso de alta variabilidad de caudal  y concentración de los efluentes, automatización de procesos 4.0, bajos costes de operación y la más alta rentablidad.

Éstos son los procesos básicos que se pueden combinar en una planta según las exigencias que se presenten:

Pretratamiento:

  • Flotaciones y separadores de grasa para una eliminación eficaz de sólidos y grasas
  • Tanques de homogeneización para equilibrar los volúmenes y concentraciones

Tratamiento principal:

  • Procesos MBR de alto rendimiento para una eficaz eliminación biológica de compuestos orgánicos y nitrogenados
  • Procesos biológicos  anaerobios para la producción de biogás, por ejemplo con producción de electricidad en una planta de cogeneración

Tratamientos terciarios:

  • Nanofiltración u ósmosis inversa para la reutilización de agua o vertido cero (“ZLD”)
  • Desinfección para la reutilización de agua en la producción

Como proveedor integral en la construcción de plantas, WEHRLE dispone también de soluciones para el acondicionamiento de aguas para calderas y para producción, por ejemplo filtración “dead-end”, ósmosis inversa, reducción de dureza, intercambio iónico, etc.

Las plantas de WEHRLE convencen por su alta fiablidad y durabilidad, su facilidad de uso, bajos costes de operación y la más alta rentabilidad.

Sus ventajas:

  • Diseño duradero: su configuración modular se adapta a variaciones y reduce el consumo eléctrico en momentos de baja producción de efluentes.
  • Operación fiable: La operación altamente automatizada y dinámica se adapta a picos de carga y efluentes heterogéneos.
  • Equipos cerrados: El diseño compacto permite la posibilidad de poder cubrir todos los equipos y reactores, por lo que las aguas residuales ni se ven ni se huelen.